file6461281015948

Hay una idea más o menos generalizada acerca de que el tiempo lo sana todo, incluso hace unos días escuché a alguien comentar que hay un tipo de ecuación para calcular matemáticamente el tiempo “adecuado” necesario para superar una separación.

En mis años de trabajo, no he visto tal cosa. Las personas podemos a través del tiempo ir enterrando las emociones y cubriendo heridas o vacíos con otras relaciones e ir descubriendo en cada una de ellas que se repiten los mismos patrones una y otra vez. Si fuera cierto que el tiempo lo cura todo, simplemente esperando lo suficiente se daría como consecuencia y sin haber hecho nada, que una siguiente relación fuera maravillosa y en equilibrio.

Uno de los temas más frecuentes en mi consulta es precisamente el de las relaciones de pareja, el de la necesidad de ser amados y tener a alguien con quien compartir la vida.  Una y otra vez soy observadora de que el tiempo, definitivamente por si solo no cura, somos nosotros a través de la elección de amarnos los que, en un transcurso de tiempo, conseguimos sanar, equilibrarnos y conectarnos con una nueva conciencia en la que dejamos de repetir patrones de necesidad de ser amados.

Cuando te eliges y decides ponerte en el centro de tu vida no aceptas ni promueves relaciones de control, ni basadas en el miedo, sino que te adentras a ellas sobre la base del  respeto a ti mismo y del otro. Para conseguirlo hay que desandar lo andado, desaprender viejos patrones de pensamiento que  nos enseñaron que la felicidad viene de afuera, que es el “otro” quien nos dará el bienestar que tanto anhelamos, y cuando entendamos, al fin, que no hay tal cosa, entonces estaremos facultándonos a tomar las riendas de nuestra felicidad y bienestar en nuestras manos.

Una ruptura, por muy mal que se sienta, puede ser una gran enseñanza de vida. No pelees con el sufrimiento, considera este momento en su perfección y siente, desde lo más profundo de ti, la certeza que sin importar lo que la realidad te muestre, esta experiencia es para tu mayor bien.

Si te sigues aferrando al pasado, te perderás la oportunidad de disfrutar tu presente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s