Próximas clases

                     

Anuncios

Estúpida, mi drama, idiota

Seamos sinceros, no queremos todo lo que decimos que queremos o al menos no con la intensidad necesaria para ir por ello. Constantemente la queja está presente en nuestro discurso, y es que desde que tempranamente aprendimos a usar "el dedito acusador" para culpar a alguien más de nuestra realidad, convertimos el drama en adicción. … Sigue leyendo Estúpida, mi drama, idiota